Alergia: por qué somos alérgicos y cómo tratarla

Cuidado de la salud | Prevención Salud, 8-ago-2019

La alergia es más común de lo que suponemos y su frecuencia aumenta con las condiciones ambientales, muchas veces la confundimos con otras enfermedades. Una conjuntivitis o una dermatitis pueden esconder una reacción alérgica.

Informarnos de qué se trata esta dolencia, por qué la sufrimos y de qué manera diagnosticarla, es fundamental para nuestra salud.

Que es la alergia

La alergia es una reacción exagerada del organismo de algunas personas ante cierta sustancia. Esta sustancia se llama alérgeno o antígeno y en sí mismo, es inofensivo.

Entonces, se trata de una reacción fisiológica producida cuando nuestro sistema inmunológico reacciona ante determinada sustancia extraña.

Porqué tenemos alergia

Es importante aclarar que para ser alérgico suele haber una predisposición hereditaria a esa reacción exagerada del sistema inmunitario.

Habitualmente nuestro cuerpo se defiende de toda sustancia nociva como son las bacterias o virus. Pero a veces, las defensas atacan de la misma manera a sustancias que son inofensivas: los alérgenos como el polvo, el polen o el moho. Esto se debe a que el sistema inmunológico origina IgE, que son anticuerpos encargados de destruir al alérgeno, lo toman como un “enemigo”. 

En este procedimiento de defensa, se liberan sustancias tales como citosinas, leucotrienos e histaminas que producen los síntomas alérgicos

Manifestaciones de alergia

La alergia se manifiesta a través de lo que se conoce como reacciones alérgicas. Estas se pueden producir en los ojos, la piel, la nariz, los senos paranasales, pulmones, garganta y el sistema digestivo. 

Esos sitios no son arbitrarios, sino que son aquellos en los cuales se encuentran las células encargadas de combatir a la sustancia considerada “invasora” cuando se ingiere algo, se inhala o entra en contacto con la piel.

Entre las reacciones alérgicas más habituales se encuentran:

-Asma: dificultad para respirar, tos y respiración sibilante.

-Conjuntivitis: ojos irritados, llorosos y que pican.

-Dermatitis: piel enrojecida, reseca y que pica.

-Dermatitis por contacto: Por contacto con sustancias que el organismo reconoce como extrañas se produce una erupción de la piel.

-Rinitis: secreción y comezón en la nariz, estornudos y poca ventilación nasal.

-Urticaria: ronchas que producen picor.

tipos de alergias

Existen muchos tipos de alergias cuyas causas más comunes son:

- ácaros del polvo

- alimentos

- hongos

- medicamentos

- metales

- pelos de animales

Debemos tener presente que, cuando la reacción a un alérgeno es intensa e inmediata y afecta a múltiples organos es una urgencia y por lo tanto hay que acudir inmediatamente al médico. También es recomendable consultar con un especialista en alergias para su identificación y diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican las alergias?

El médico especialista o alergólogo es el encargado de realizar los siguientes estudios:

-clínico

-Laboratorios: análisis de sangre, llamado RAST, para medir los anticuerpos IgE frente a determinado alérgeno.

-prueba cutánea (Prink test) también para medir el nivel de anticuerpos IgE frente a determinados alérgenos.El médico inyecta a través de un pinchazo en el paciente, soluciones diluidas de alérgenos seleccionados. La reacción aparece como un área enrojecida en la piel. 

-prueba de provocación que se realiza exponiendo al paciente a pequeña cantidad del alérgeno, puede ser a través de fármacos o alimentos, entre otros.

Tratamiento y prevención de alergia

Una vez diagnosticada la causal de la reacción alérgica podemos tomar los recaudos suficientes para evitar que se generen los síntomas.

Es el médico el que determinará el tratamiento específico según el tipo de alergia que tengamos. 

Los pacientes con alergia pueden llevar una vida normal si tenemos la prudencia de diagnosticarla con precisión y de tomar las precauciones correspondientes para que no nos afecte.

ver planes acá

Ver p

Suscribite a nuestro Newsletter