Sumá la donación de sangre a tu rutina saludable

Vida Saludable | Prevención Salud, 17-sep-2019

¿Qué implica donar sangre?

  El acto de donar sangre es la forma mas efectiva de obtener sangre segura para pacientes que están aguardando la donación. La donación, incrementa la esperanza y favorece la calidad de vida de los pacientes que presentan enfermedades graves. Además, permite contribuir a la ejecución de procedimientos médicos y cirugías de alta complejidad, tales como los trasplantes de médula ósea y de órganos. En estos casos, la donación de sangre es fundamental. 

El acto de donación es 100% voluntario y altruista, contribuyendo a salvaguardar la vida de miles de personas. Habitualmente, se suelen requerir donantes voluntarios de sangre frente a casos de emergencia (aunque no es recomendable) mientras que, en otras situaciones, se busca recurrir a un banco de sangre, dado que se requiere contar con grandes volúmenes de sangre.

 

¿Quiénes pueden donar sangre?

 Pueden realizar la donación de sangre todas las personas comprendidas entre los 18 y los 65 años, que tengan un peso superior a los 50 kg

Asimismo, deben ser personas sanas y que, al momento de la donación, hayan desayunado, pero sin ingerir grasas ni lácteos.  

Por otra parte, los donantes deben tener valores de presión arterial adecuados, no debe haberse sometido a la realización de piercing, tatuajes o a cirugías de gran complejidad en los 7 días anteriores a la donación.

CAMPAÑAS DE DONACIÓN DE SANGRE

 Las campañas de donación son fundamentales para generar conciencia respecto de la relevancia para la salud y preservación de la vida de los receptores de sangre. Para realizar la donación, es necesario acercarse a un centro de hemodonación o a cualquier institución de salud del país. Se debe efectuar la presentación con el DNI y se recepcionará un material informativo y un formulario con el objetivo de responder a preguntas con datos confidenciales. Responder a este cuestionario es esencial como paso previo a la donación, garantizando la protección tanto del donante como del receptor de la sangre. 

Luego de la donación, el donante, puede realizar sus actividades con total normalidad. 

Ver calculadora IMC acá

Ver calculadora IMC acá

Suscribite a nuestro Newsletter